Plantas de Hormigón HCR

Especiales para la construcción de Presas



Plantas de fabricación de HCR:

Son Plantas de Hormigón especialmente diseñadas para la fabricación del Hormigón "seco", que es utilizado para la construcción de las presas hidráulicas, con asiduidad se proyectan para una producción continua de hormigón, puesto que es dosificado mediante cintas transportadoras desde la boca de descarga de la planta de hormigón.

El HCR en las Presas:

El Hormigón Compactado con Rodillo (HCR) se ha convertido en un sistema de construcción importante desde los años ’80, cuando se inició su aplicación en la ejecución de presas. Se dosifica y mezcla en la misma forma que un hormigón convencional pero con muy poco agua, entregando una apariencia de gravas húmedas durante el transporte, descarga y compactación.

Se transporta, coloca y compacta con técnicas propias de terraplenes. Esto significa que se logran rendimientos propios de los movimientos de tierra y que requiere dosis de cementos muy bajas. Compactadas mediante rodillos o placas vibratorias, las mezclas alcanzan densidades mayores a las de un hormigón vibrado tradicional.

En la construcción de presas de hormigón, el HCR permitió rebajar los costos casi a la mitad y reducir los plazos a casi un tercio en comparación con presas de hormigón tradicional. Con esta técnica, las presas se construyen en una fracción del tiempo empleado para ejecutar las de tierra. Con el HCR, las presas gravitacionales de hormigón resultan competitivas.

En las presas de hormigón tradicional, éste se colocaba mediante baldes (capachos) trasladado por grúas o cable rieles, y se compactaba por vibración interna. El proceso se tornaba relativamente lento y costoso. El ritmo de construcción era fijado por el sistema de transporte, la compactación y los trabajos de instalación de moldes.

En el HCR, el hormigón se transporta en camiones tolva, se esparce con tractores y se compacta con rodillos vibratorios. El avance de la faena lo determina la planta dosificadora y mezcladora, y no el transporte, el esparcido y la compactación. La cantidad de moldes se reduce a un tercio, simplificándose de manera importante y disminuyendo los costos.

Para presas de gran tamaño se ha generalizado, tanto para el hormigón tradicional y el HCR, el transporte con cintas transportadoras. En ese caso, en el tradicional resulta crítica la compactación y los trabajos en los moldes, y además se requiere la refrigeración de la masa, una faena costosa y lenta. En cambio, en el HCR no se precisa refrigeración debido a las bajas dosis de cemento.

Solicitar más Información